x

¿Qué es la maternidad subrogada y por qué pone en riesgo los derechos humanos?

La definición de maternidad subrogada que quizá a todos nos viene a la cabeza es la de una mujer que presta, renta o alquila su vientre para tener el bebé de alguien más. Y, grosso modo podría ser abordado de esta manera, pero la falta de información y el evidente negocio que representa ha hecho que la “parte oscura” de la maternidad subrogada quede bajo el agua.

Hoy te contaré un poco más sobre qué es la maternidad subrogada y por qué puede poner en riesgo los derechos humanos tanto de los bebes, como de las mujeres que, después de parir, deben entregar “el producto”.

¿Qué es la maternidad subrogada?

En estos días pude asistir a una conferencia de prensa de las Feministas Mexicanas contra Vientres de Alquiler para conocer un poco más sobre el tema y de la manos de Laura Lecona, Atenea Acevedo y María del Rosario Fernandez, nos adentraremos un poco más en este tema que, a simple vista, no parecería un problema grande dentro de la sociedad.

En conferencia de prensa, la feminista Laura Lecona definió la maternidad subrogada como “un embarazo por contrato, un acto en el que se renta a las mujeres para vender bebés, lo que puede incluso nombrarse como “explotación reproductiva”. Así es, una mujer hace una transacción, un negocio y renta su cuerpo para dar a luz al bebé de alguien más, sin reparar realmente en el impacto médico que esto podría significar.

Y aunque es conocido que en el medio público la renta de vientres o maternidad subrogada ha sido un método para conseguir descendencia, no se esclarecen las repercusiones que esto tiene sobre las mujeres que lo practican, ni las condiciones en que se lleva a cabo.

“Se trata de un negocio internacional de ganancias millonarias dirigido a gente adinerada que puede pagar hasta 240 mil euros por ‘comprar un bebé’”, asegura la feminista Atenea Acevedo.

¿Por qué la maternidad subrogada pone en riesgo los derechos humanos?

Como vimos, la maternidad subrogada es el acto de rentar el vientre de una mujer para que otra pareja pueda tener hijos; sin embargo, al mirarse como un negocio con ganancias millonarias, los derechos pueden ser pisoteados en pos del dinero.

Las mujeres que suelen prestarse para este “servicio” tienden a ser de bajos recursos, poca educación y grandes necesidades, por lo que las empresas pueden aprovecharse de esto para hacer negociaciones y contratos abusivos. Basta decir que de acuerdo con la asociación Feministas Mexicanas contra Vientres de Alquiler, en los mejores casos, la mujer que renta su vientre gana entre el 10 y 15% del total cobrado por el intermediario, mientras que en países como India, la cifra puede ser tan baja como 0.9%.

El apego, el arrepentimiento, la problemática de no realizar un estudio previo a las personas que adquieren el servicio o la inconformidad del “cliente” con el “producto” son solo algunas de las cuestiones que, evidentemente, ponen en riesgo el respeto a los derechos humanos.

maternidad subrogada

La maternidad subrogada no es la única opción

Si bien puede sonar una gran idea cuando no es posible tener hijos, ahora que posees más información puedes saber qué tan conveniente, o no, es elegir y fomentar esta opción.

Además, la feminista María del Rosario Fernández, asegura que al practicar la maternidad subrogada, se priva al pequeño o pequeña el derecho a conocer su origen biológico y puede acarrear las mismas consecuencias de salud física, emocional y psicológica de la adopción, añadiendo un punto clave: el infante fue vendido.

Por esto, te invito a que ahondes en otras posibilidades como la inseminación, los tratamientos de fertilidad o la adopción.

Tú, ¿qué sabes realmente de la maternidad subrogada?

¿Quieres ser madre? Acá te cuento cómo saber tu nivel de fertilidad

Las 10 razones por las que puedes padecer infertilidad femenina

Salud de la mujer: reproducción, infertilidad y padecimientos uterinos

Salud de la mujer: reproducción, infertilidad y padecimientos uterinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *