x

¿Qué hacer este 14 de febrero? 3 formas (diferentes) de celebrar en la CDMX

¡Llegó San Valentín! ¡Qué nervios!… Nah, exageramos poquito, pero hay que decir que si aún no se te ocurre qué hacer este 14 de febrero, quizá sí tendrás motivos para estar nervioso/a. Cuando se trata de celebrar el amor y la amistad no hay que escatimar en planes, por ello debemos poner un gramo más de imaginación para que este día la podamos pasar bien con amigos, con nuestra pareja o… con nosotros mismos (porque también hay que echarle ganas a eso del amor propio).

¿Qué hacer este 14 de febrero?

En la Ciudad de México habrá diferentes eventos especiales, promociones y actividades por el Día del Amor y la Amistad. Pero si quieres salir de lo común, checa las siguientes opciones:

  1. Colgar un candado como símbolo de tu amor o amistad

“Axel y Mariana”, “Rodrigo y Brenda”, “Aury y Roy”. Estos son algunos de los nombres escritos en decenas de candados metálicos de diferentes colores y tamaños, unidos en la jardinera que está fuera del Museo del Objeto del Objeto (MODO), en la colonia Roma. Las llaves de los llamados “candados del amor” hace ya un rato que fueron depositadas en el buzón del museo por muchas parejas de amantes, y también de amigos, que querían que su cariño durara y permaneciera para siempre.

Hay algunos oxidados, otros más nuevecitos. Pero lo que no cambia es ese deseo de la perpetuidad que, seamos sinceros, ¿quién no ambiciona? Si tú también quieres colgar un candado junto con esa persona especial, sigue leyendo porque te diré cómo es la dinámica y de dónde viene:

Los candados del amor que cuelgan en una jardinera de la colonia Roma

  1. Dar unos besos de piquito en el Callejón del Beso de la CDMX

Desde el 2016, los que vivimos en la Ciudad de México ya no necesitamos ir hasta Guanajuato para hacer todo el ritual del beso en su famoso callejón, pues en el mes de agosto, en la calle 16 de Septiembre y Libertad, muy cerca de la avenida y el Metro Camarones, se inauguró el Callejón del Beso. La Delegación Azcapotzalco realizó este proyecto para conmemorar los 100 años del natalicio de Consuelito Velázquez —autora del bolero “Bésame mucho” (al que Los Beatles, “Luismi” y un montón de artistas más rindieron homenaje con covers)—. De esta manera, una pequeña zona de la colonia El Recreo se convirtió en parada obligada de los besucones.

En el Callejón del Beso todos son bienvenidos: los apasionados y los más modestos. Los amigos cariñosos, los amantes de años, los esposos y también los que buscan una reconciliación original. Este es un lugar que te apapacha y que quiere atestiguar tu cariño.

Bésame, bésame mucho… pero en el Callejón del Beso en Azcapotzalco

  1. Abrazar al amor propio y no dejarlo ir

Tomando en cuenta la violencia que sufre más de la mitad de las mujeres en el noviazgo o en las relaciones de pareja, el Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México (Inmujeres CDMX) organizó el Festival amor es sin violencia. Se trata de un evento que reúne a especialistas en el tema para que hablen y expliquen la importancia de “garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, a decidir libremente sobre su cuerpo, su salud y sexualidad”.

Durante un día, el festival ofrecerá charlas, actividades lúdicas, exposiciones, obras de teatro y una rodada. Todas estas actividades van enfocadas a informar sobre la violencia (cómo identificarla y evitarla), así como a hablar sobre los derechos sexuales y reproductivos esenciales. A estas actividades están invitados mujeres y hombres, la idea es que ambos estén informados y así se pueda crear una sociedad más equitativa. Checa el programa:

Necesitamos hablar del Festival amor es… sin violencia

Plus: “Las de ley” para el Día del Amor y la Amistad

Hoteles románticos, una forma de celebrar en pareja

Postres en CDMX: para un dulce febrero con los que más amas

Restaurantes románticos en CDMX (sí, comer es amor)

También te puede interesar:

Paseo nocturno en bicicleta para celebrar el amor y la amistad

Pueblos baratos para el 14 de febrero

10 polvos mágicos para el amor que encontramos en el Mercado de Sonora

Estudié Comunicación y Periodismo en la FES Aragón (UNAM). Y llevo cuatro años como pata de perro profesional: escribo y tomo fotos de los lugares a los que llego (a propósito o sin querer). También me gusta contar las historias de las personas que conozco en cada una de mis paradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *