x

Que la cruda no te alcance

Cruda

Muchos de nosotros ignoramos qué es lo que sucede con nuestro organismo cuando tomamos de más y por qué nuestro cuerpo responde al día siguiente con la terrible cruda. De acuerdo a especialistas del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS), el daño comienza en la corteza cerebral, la cual procesa la información capturada por nuestros sentidos, además de pensamientos consientes e inconscientes. Cuando tomamos alcohol en exceso estos procesos se inhiben, haciéndonos más extrovertidos y confiados.

También afecta el cerebelo y el sistema límbico, encargados de los movimientos delicados y de controlar las emociones y la memoria, esta es la respuestas del por qué algunas veces no recordamos lo que sucedió la noche anterior o por qué algunas personas suelen ponerse “malacopa”.

Sin embargo el consumo excesivo de bebidas alcohólicas también tiene repercusiones en nuestro organismo en general, por ejemplo: irrita al estómago ocasionando reflujo y vómito; la circulación de la sangre aumenta y los músculos pueden llegar a inflamarse al día siguiente.

Es muy común que después de una noche de excesos experimentemos resaca. Antes de que exclames el típico “¡no lo vuelvo a hacer!” toma nota de estos secretos para que la cruda no te alcance.

  1. Trata de beber alcohol lentamente, prueba con sorbos pequeños
  2. No duermas ocho horas seguidas, en lugar de eso levántate tras seis horas de sueño, bebe un vaso de agua y luego vuélvete a dormir
  3. Las bebidas como el vodka y el vino blanco provocan menos resaca
  4. ¡No mezcles bebidas! (esto no aplica para los vinos, puedes tomar vino blanco y rojo)
  5. Bebe por lo menos un litro de agua antes de dormir
  6. Alterna el alcohol con agua en partes iguales
  7. No revuelvas alcohol con refresco o con otros alcoholes que contengan azúcar residual
 
Fuente: Instituto Mexicano del Seguro Social 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *