Quelites para la Cuaresma, quelites en todo momento

Por fortuna, nunca han perdido su lugar en la mesa.