x

Regreso a clases presenciales, lo que debes hacer para cuidar la salud de tus hijos

El regreso a clases presenciales es un hecho para algunas escuelas de educación básica, media superior y superior dentro de la República mexicana.

La intención de esto es que se retomen actividades poco a poco, siendo el reto más importante que las instalaciones sean seguras tanto para los estudiantes como para el cuerpo docente y administrativo en el país.

Ante esta disposición oficial, la Secretaría de Educación Pública (SEP) en colaboración con la Secretaría de Salud (SA), lanzó un documento llamado Guía para el regreso responsable y ordenado a las escuelas, ciclo escolar 2021-2022 en el que se indican las recomendaciones para disminuir el riesgo de contagios de COVID-19.

Regreso a clases presenciales, ¿cómo cuidar la salud de tus hijos?

Regreso a clases presenciales, lo que debes hacer para cuidar la salud de tus hijos

Los niños y adolescentes aún no han recibido la vacuna para prevenir el contagio de COVID-19. Aunque al inicio de la pandemia se creía que eran los menos propensos a contraer el virus, hoy en día existen casos de complicaciones en este grupo de edad.

Con el regreso a clases presenciales es importante que como padre de familia o tutor les inculques una serie de hábitos para evitar contagios, principalmente a los niños pequeños.

Sigan las medidas básicas de higiene

Explícales a tus hijos que es importante seguir las medidas sanitarias que hemos escuchado todo este tiempo:

  • Lavarse las manos constantemente con agua y jabón o limpiarlas con gel antibacterial con un 70% de alcohol.
  • Estornudar en la parte interna del codo.
  • No saludar de beso o mano a ninguna persona.
  • Mantener distancia de 1.50 metros con los que están alrededor.
  • Usar cubrebocas.
  • Preferir espacios ventilados y no concurridos.

Revisa su salud antes de salir de casa

Antes de mandar a tu hijo o hija a la escuela tómale la temperatura para descartar fiebre, pregúntale si tiene dolor de cabeza y asegúrate de que no tenga algún síntoma de enfermedad respiratoria como dolor de garganta, secreción nasal, tos o estornudos.

En caso de que sospeches que tu hijo padece COVID-19, lo mejor es que no lo lleves al colegio y sigas las indicaciones de tu médico.

Lo mismo sucede si en la familia hay algún contagiado, lo mejor es que nadie salga de casa en la medida de lo posible y cumplan con las dos semanas de cuarentena.

Inculca el uso de cubrebocas

Sabemos que el cubrebocas es algo molesto, principalmente para los pequeños de preescolar o que se encuentran cursando los primeros años de primaria, sin embargo, es la mejor forma de evitar que el virus se disemine.

Por esta razón, los padres de familia o tutores deben inculcar su uso en los niños predicando con el ejemplo, es decir, portándolo también. El documento de la SEP recomienda el uso de cubrebocas a partir de los 6 años de edad.

Proporciónales las herramientas que necesitan

Así como será necesario proporcionarles los útiles escolares, la situación actual obliga a que también los niños lleven sus propios artículos de higiene.

Puedes darles gel antibacterial de porción individual, un par de cubrebocas extra en caso de que necesite cambiarlo durante el día, toallas sanitizantes, pañuelos desechables e incluso un jabón por si su escuela no cuenta con uno.

Otra medida más es proporcionarles un paño para que limpien su área de trabajo antes y después de realizar sus labores escolares.

Explícales el contexto en el que vivimos

Es importante explicarles a los niños lo que está sucediendo en el mundo, es decir, que existe un virus y que si este entra a nuestro organismo podemos enfermar gravemente.

No se trata de asustarlos, sino que cuando les compartes la información sean capaces de darse cuenta de la situación, actúen responsablemente y se cuiden a ellos mismos y a los demás.

¿Qué pedir a las escuelas durante el regreso a clases presenciales?

Regreso a clases presenciales, lo que debes hacer para cuidar la salud de tus hijos

El regreso a clases presenciales es responsabilidad colectiva así que las escuelas y demás instituciones educativas están obligadas a preparar sus instalaciones para recibir a los alumnos, así como a seguir los protocolos que eviten el aumento de contagios.

Como padre de familia o tutor es tu derecho exigir que los siguientes puntos se cumplan cada vez que inicie una jornada de clases:

Limpieza de los espacios y objetos

Uno de los puntos de la Guía para el regreso responsable y ordenado a las escuelas es que se realicen varias jornadas de limpieza en: salones, oficinas, sanitarios, bebederos y espacios abiertos.

También menciona que es importante considerar la limpieza de muebles, ventanas, material didáctico, aparatos electrónicos, así como zonas de contacto como manijas, apagadores y barandales.

La recomendación es hacer limpieza profunda cada mes y de la mano de los padres de familia o tutores.

Áreas ventiladas

Una de las formas para evitar que el coronavirus se concentre y enferme a nuestro organismo es mantener todas las áreas ventiladas. Se recomienda que todos los espacios cerrados tengan puertas y ventanas abiertas para que también entre la luz del sol.

Otra medida de seguridad es establecer una pausa fuera del salón de clases cada 50 minutos para que el aire corra libremente.

Evitar conglomeraciones

Para que no exista contacto físico entre los alumnos, lo mejor es que exijas que la escuela establezca entradas y salidas independientes, en las que exista buen flujo de gente.

Lo mismo sucede con los salones de clase, puedes corroborar que los pupitres tengan una distancia de 1.50 metros entre sí y que su capacidad no exceda el 30%.

Filtro de entrada a las instalaciones

La escuela debe tener un filtro antes de que los alumnos entren a las instalaciones para corroborar que no tienen síntomas de COVID-19.

La guía realizada por la SEP indica que el personal les debe preguntar si tienen tos, les duele la cabeza y de ser posible, tomarles la temperatura con un termómetro infrarrojo; esta debe estar entre 36.5°C y 37.4°C.

Aunque el número de contagios no ha disminuido como quisiéramos, el regreso a clases presenciales es necesario porque no a todos se les facilita estudiar a distancia o de manera digital.

También porque la escuela es un lugar en el que aprenden otras herramientas sociales como compartir, ser empáticos o hacer amistades, así que es responsabilidad de todos garantizar que se sientan seguros al regresar a su salón de clases.

Fuentes:

También te puede interesar:

¿Qué más harás para cuidar a tus hijos este regreso a clases presenciales?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *