x

Remate de libros en el Auditorio, donde puedes encontrar rarezas muy baratas

Llevo varias ediciones del Remate de libros en el Auditorio. Y cada una se vuelve inolvidable, no tanto por las presentaciones de libros o las otras actividades –que siempre se agradecen porque llegan justo en Semana Santa y nos libran de chutarnos una vez más en la tele las películas de temporada–, sino por los hallazgos de esos libros que daba por perdidos, pues no los encontraba en librerías tradicionales y tampoco en las de viejo. Y eso ya es decir mucho, eh.

A diferencia de otras ferias, el Remate es un espacio de encuentro con el libro al que llegas con una bolsita vacía y sales con esa y otra que compras por ahí repletas de ejemplares que encuentras desde 10 pesitos –¿ahora qué puedes comprar con esto, además de dos boletos del Metro o unas ligas para el cabello?–. Por eso el Remate de libros en el Auditorio es un imperdible cuando hablamos de eventos literarios.

Pero, si aún no ha quedado del todo claro de qué va el Remate y por qué aquí hay tantas rarezas, déjame guiarte para que le agarres mejor la onda. En el camino, Déborah Chenillo, Coordinadora de Vinculación Cultural Comunitaria de la Secretaría de Cultura de la CDMX y responsable del Gran Remate, nos ayudará explicándonos mejor cuáles son esos elementos que lo distinguen.

El Remate de libros en el Auditorio no se parece a las otras ferias de libro

Aquí no se venden novedades

Lo primero que debes saber es que aquí no se venden las últimas novelas de Haruki Murakami o de Elena Poniatowska. En el Remate, todas las editoriales sacan sus libros que tenían en bodegas o aquellos libros rezagados que no quieren mandar a la guillotina (después de unos años deben hacerlo porque así lo manda la Ley y los impuestos que crecen y crecen con los años). Entonces, la dinámica cuando uno llega al Auditorio es buscar los libros que ya no encuentras en otro lado. El plus es que los salvas de ser destruidos.

Llegas  a encontrarte con libros

“¡Ojalá lo tengan! ¡Ojalá lo tengan!”. En serio, esto es lo que uno más repite cuando anda de stand en stand. Como bien dice esa frase de abuelita: aquí “la esperanza muere al último”, pues al ser saldos los que se encuentran en el Remate lo único que esperas es que la editorial traiga ese libro que tanto has buscado.  Cuando lo encuentras es importante no dejarlo en la mesa o pensar  mucho si te lo llevas o no, porque otro (más abusado) lo tomará y, ¿a poco quieres eso?

“Aquí – dice Déborah Chenillo– la gente viene a buscar libros. El comportamiento de la gente en el Gran Remate más allá de ver qué compras es observar con qué te encuentras”.

Encuentras temas especializados

Si tienes una lista de libros que con los años has ido completando es hora de sacarla. Como bien me explicó Chenillo, el Remate “es un paseo para cierto tipo de lectores, pero también es un referente para quienes buscan temas especializados que saben que pueden venir aquí, con listas muy específicas, a encontrar textos que ya no son tan fáciles de ubicar, y al mismo tiempo es un espacio benéfico para compañeros expositores de fuera de la ciudad, que vienen a surtir sus propios puntos de venta”.

Hay descuentos de hasta el 70%

Ni en el Mercado hay tan buenos descuentos. En el Remate, como ya te decía, el chiste es sacar esos libros que fueron retirados muy rápido de las librerías. Las editoriales se ponen buena onda y entonces para que ellos ganen (aunque se aun poco) y nosotros también, nos ofrecen sus libros a los mejores precios. Ya hay muchos descuentos, así que no se vale regatear. Hay que decir que el mejor momento para encontrar buenas “gangas” es la venta nocturna: ¡hay descuentos sobre descuentos!

Y, para que me creas, este año recorrí el Remate y tomé algunas fotos de los ofertones que ofrecen las editoriales. Prepárate para ver cartulinas de colores chillantes y con estos números…

Las cartulinas y hojas que te hacen guiño-guiño en el Remate de libros en el Auditorio

Remate de libros en el Auditorio

Foto: Claudia Aguilar

Remate de libros en el Auditorio

Foto: Claudia Aguilar

Remate de libros en el Auditorio

Foto: Claudia Aguilar

Remate de libros en el Auditorio

Foto: Claudia Aguilar

 

Remate de libros en el Auditorio

Foto: Claudia Aguilar

Remate de libros en el Auditorio

Foto: Claudia Aguilar

El Remate de libros en el Auditorio es ya una cita obligada con el libro durante Semana Santa en la Ciudad de México. Si no sales de vacaciones y te animas a visitarlo, cuéntame qué rarezas encontraste. Igual y hasta cambiamos algunos libros.

También te puede interesar:

– ¿Hay racismo en México? Este libro (incómodo e irreverente) nos lo dice
– Los libros antiguos y la comida poblana en el Archivo Histórico Municipal
– Poetazos: la colección de libros para tener barriga llena, corazón y alma contentos
– Este es el lugar donde sanan los libros que fueron rescatados tras el sismo

¿Este año irás al Remate de libros en el Auditorio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *