x

Ritual de matrimonio maya, un paso a la inmortalidad

“El amor es más sabio que la sabiduría” dice Umberto Eco.

Sin duda, todo aquél que ha decidido contraer matrimonio está convencido de que la sabiduría del corazón ha elegido a la persona correcta.

Las nuevas generaciones, cansadas de convencionalismos o decepcionados de la institución matrimonial, han buscado otras opciones para jurarse amor eterno. Hoy, una de las formas más profundas de hacer un compromiso espiritual es a través del ritual de matrimonio maya.

La cultura maya es una de las grandes riquezas de México y es posible palparla en cada rincón de Yucatán. Sumado a su increíble belleza, el estado se ha convertido en el lugar predilecto para llevar a cabo el místico acto del matrimonio maya.

Francisco Mateos Campos es el sacerdote maya más conocido en el país y de acuerdo a varias entrevistas y pláticas otorgadas a diversos medios en Yucatán, las uniones a través de ritos mayas son cada vez más populares. Su experiencia y reconocimiento lo han llevado a realizar matrimonios mayas a nacionales y extranjeros. Cuenta que incluso ha realizado uniones a parejas de casi todos los continentes.

¿Cómo se hace?

El ritual se lleva a cabo dentro de un gran círculo en el que se coloca a la pareja mientras la familia y los seres queridos se convierten en espectadores.

Una vez dentro, el sacerdote debe pedir la aprobación del dios único Itzamná y los cuatro bacabes que representan la tierra y los puntos cardinales. De acuerdo a la mitología maya, eran los encargados de sostener el cielo. La combinación entre el dios único y los cuatro soportes representa la estabilidad y el equilibrio, aspectos de vital importancia en las relaciones de pareja.

Dentro de la concepción maya antigua, el matrimonio no es lo que concebimos ahora, en realidad está mucho más ligado a la idea tradicionalista de encontrar una mujer que sepa hacer las tareas del hogar y sea capaz de procrear. Pero, la estrecha relación que los mayas sostenían con sus deidades naturales es lo que más atrae a las parejas modernas.

Los mayas se sentían parte de la naturaleza no más ni menos, una sola entidad unificada y cósmica. Así que, al unir dos seres naturales en armonía consigo mismos y con el universo, la unión trasciende los límites físicos. El matrimonio maya sobrepasa este plano y otorga una unión indivisible y eterna.

Si estás pensando en casarte y aún no eliges destino, voltea a ver el hermoso estado de Yucatán. Permite que la vibra del cosmos se fusione con tu amor para hacer de su unión una estrella más en el universo, una energía indivisible e inagotable.

Consulta Sección Amarilla para encontrar las mejores agencias de viajes o para encontrar todo lo necesario para ese gran día.

Fuentes

Conceptualización del matrimonio en una comunidad maya, Laura Amalia Velilla Vico, Guatemala de la Asunción, febrero de 2004

También podría interesarte…

Los 5 destinos imperdibles en Yucatán

3 visitas virtuales a museos para conocer la cultura maya

Un domingo en el Mercado Lucas de Gálvez en Mérida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *