x

Salón Los Ángeles: un lugar que seguirá mientras el alma baile

Carlos Fuentes armó aquí una enorme pachanga con sus amigos para celebrar los 40 años de La región más transparente. Todos bailaron al ritmo de rumba, y los movimientos de cadera y pelvis no se hicieron esperar. Al finalizar la sacudida velada, el escritor mexicano pasó al libro de visitas y dejó un comentario que con los años se ha convertido en la razón de ser del inmarcesible lugar: “Los Ángeles estaba aquí hace 40 años y seguirá mientras el tiempo dure y el alma baile”.

Miguel Nieto  Applebaum, actual propietario, no ha olvidado estas palabras; las repite con cariño y también con mucho orgullo, pues sabe lo desafiante que ha sido mantener un salón de baile desde 1937 hasta la fecha. El Salón Los Ángeles abrió sus puertas el 30 de julio con una celebración que duró tres días. En la inauguración tocó la Danzonera de Totó y la Orquesta de Gonzalo Curiel, famosas agrupaciones que pusieron un ambiente único en la pista que más tarde brillaría con pasos de danzón, mambo, swing, foxtrot, boogie-boogie, chachachá, son cubano, salsa y cumbia.

¿Y si abrimos un salón de baile? Así comenzó todo…

El lugar donde está situado el Salón Los Ángeles –el 206, de la calle de Lerdo– antes era una bodega. La familia se dedicaba a la venta de carbón y usaba este espacio para guardar costales. Todo cambió con la llegada del petróleo y gas, pues la familia tuvo que retirarse del negocio. Sin carbón que guardar, la bodega se quedó sin uso. Aunque, no por mucho tiempo.

“Un amigo de mi abuelo –cuenta Nieto Applebaum– que tenía la gerencia del salón de baile “La Playa”, ubicado en la calle de Argentina, en el Centro Histórico, convenció a mi abuelo de hacer un salón de baile. Se tenía todo: madera y una estructura lista. Solo era cuestión de transformar el espacio y abrirlo como salón de baile en las afueras de la ciudad”.

Ya estaba todo listo. Bueno, casi. Lo único que faltaba era saber cómo lo llamarían. El nombre del salón fue un préstamo a perpetuidad que los Nieto tomaron de la iglesia de al lado, Nuestra Señora de los Ángeles. Más tarde, vino el famoso lema: “Quien no conoce Los Ángeles, no conoce México” y que se refiere a un salón de baile, a un barrio y a la ciudad de Los Ángeles.

“Mi padre, Miguel Nieto Hernández, lo inventó después de viajar a la ciudad de Los Ángeles y él decía: ‘Es que esto es parte de México, esto no es norteamericano. Es otro México’. Para poder entender a México hay que conocer Los Ángeles también”, explica el ahora dueño.

Salón Los Ángeles

El baile… y el salón

¿Abre de lunes a domingo? ¿Todos los días hay orquestas? ¿Qué tipos de bailes hay? El Salón Los Ángeles tiene dos días de baile tradicional: el martes y el domingo.

El martes, el baile es de 5 de la tarde a 10 de la noche y tiene un costo de 50 pesos. Los ritmos que más suenas son danzón, mambo, swing, foxtrot, chachachá. El segundo baile, o sea el domingo, es de 5 a 11 de la noche. Este día, el boleto está en 40 pesos y hay más salsa, son cubano y cumbias.

Contrario a lo que se piensa, el Salón Los Ángeles no solo es para los que más saben de piruetas, pasos complicados y movimientos. No. Miguel Nieto, sin pena alguna, confiesa que no es un gran bailarín y que a pesar de ello, él no duda en pararse en la pista para divertirse y ya.

“No sé bailar. Me encanta, pero bailo como quiero. Todo mundo me regaña y me dice ‘así no se hace’ o ‘tú deberías de bailar muy bien’. Yo siempre les digo: ‘bailo muy bien, bueno, para mí'”. Esto también ha hecho del lugar uno de los favoritos de la ciudad, pues todos son bienvenidos: aficionados y también profesionales.

“Puedes venir solo o acompañado –asegura Miguel Nieto–. Puedes saber bailar o no, al final cada quien baila como quiera. Aquí hay un gran respeto a la diversidad y a lo que cada quien quiera hacer”.

10 fotografías para adentrarte al espectacular Salón Los Ángeles

Un museo viviente que guarda retratos del pasado

Cuando se inauguró Los Ángeles, los salones de baile estaban de moda. En los años treinta hubo decenas de salones de este tipo (ahora ya quedan muy pocos). Hay que recordar que en aquella época la televisión aún no existía, así que la diversión más concurrida fuera de casa, además del cine, era ir a bailar.

Personas de todas las clases sociales, de diferentes puntos de la ciudad y de estados cercanos se dieron cita en este nuevo sitio. Y es que, ¿quién desaprovecharía baile, música en vivo y buen ambiente? En serio, ¿quién?

Nadie se resistió, ni intelectuales ni artistas ni políticos. La lista de famosos clientes es larga y tiene a: Diego Rivera, Frida Kahlo, Fidel y Raúl Castro, Ernesto “Che” Guevara, Carlos Monsiváis, José Saramago, Celia Cruz, Willie Colón, Rubén Blades, la Sonora Santanera y Benny Moré, de quien se dice que en una mesa de Los Ángeles compuso su famosa pieza “Pero qué bonito bailan el mambo los mexicanos”.

“Cantinflas” también fue un asiduo parroquiano del Salón Los Ángeles. Aquí llegaba a reunirse con uno de sus grandes amigos, también cómico de la legua y carpero, Adalberto Martínez “Resortes”. No había competencia para ellos, pues “Cantinflas” era un notable bailador de tango y mambo, mientras que “Resortes” lo era de mambo.

Estas y otras visitas quedaron registradas en fotografías que hoy cuelgan en las paredes principales del Salón. Y forman parte de la otra cara del salón: la de un museo viviente que, en palabras de Nieto Applebaum, se ha hecho porque tiene infinidad de historias que hablan de un México antiguo.

“El Salón Los Ángeles guarda retratos del pasado, y también elementos que se están perdiendo como algunos estilos de vestir e incluso las formas de interactuar. Cuando uno traspasa las puertas del Salón, en un día de baile, de inmediato te sientes transportado a otras épocas. Es un viaje diferente, pero se siente bien: hay mucha libertad y gozo”.

Salón Los Ángeles

Un recorrido por la historia musical de la Ciudad de México

El Salón ha tenido tres administraciones. “La primera de 1937 a 1948, la llevó Miguel Nieto Alcántara (mi abuelo); la segunda de 1948 a 1961, Miguel Nieto Hernández (mi papá); luego del 61 al 72 la retomó mi abuelo tras el fallecimiento de mi padre; y del 72 a la fecha la he llevado yo junto con mi madre y mi hermana”.

Miguel Nieto Applebaum está agradecido de ser la tercera generación de la familia a cargo del famoso lugar de la colonia Guerrero: “Ha sido un gusto participar en un proyecto tan longevo como lo es el Salón Los Ángeles, porque por aquí han pasado todas las orquestas de baile y las agrupaciones más importantes”.

Tal es el caso de Eliades Ochoa de Buenavista Social Club, Saúl Hernández, Café Tacuba, la Maldita Vecindad, Panteón Rococó, Lila Downs, la Sonora Santanera, la Sonora Dinamita, Willy Colón, Pérez Prado que desde aquí, con un grupo de música, echó a andar el mambo por todo el mundo, entre otros.

“En estos 80 años hemos tenido un recorrido por la historia musical de la Ciudad de México y del país. En especial, la música afroantillana o tropical, como le llaman. Ahora tratamos de mantenernos vigentes en términos de propuesta, es decir, de mover nuevos talentos que estén dentro de los ritmos de la casa”, señala.

Si el Salón fuera un playlist

La historia musical del Salón es larguísima. Solistas, bandas, orquestas y otro tipo de agrupaciones han pisado este espacio para presentar sus proyectos. Si se hiciera una compilación, los volúmenes serían tres, cuatro o hasta cinco.

En una aventura al crear un playlist que reflejara un poco del espíritu de Los Ángeles, Miguel Nieto hizo esta selección de canciones de importantes artistas que han marcado el lugar:

“Empezaría con un swing o una pieza de Glenn Miller, ‘American Patrol’. Seguiría con un danzón…’Nereidas’ podría ser. Continuaría con ‘La Boa’ de La Sonora Santanera; ‘La Sirenita’ de Rigo Tovar, quien por cierto dejó muy buenos recuerdos en el Salón; ‘Fuego en el 23’ de la Sonora Ponceña; ‘El Gran Varón’ de Willie Colón porque la historia de esta pieza se gestó en Los Ángeles (fue aquí donde Colón conoció al compositor Omar Alfanno y donde hizo el trato para comprarla); luego con ‘Llorarás’ de Oscar D’León; ‘Dos Gardenias’ con Buenavista Social Club; y ‘Chan Chan’ de Compay Segundo”.

Sin duda, es una pequeña probadita de lo mucho que se ha oído y bailado en el Salón. Sin embargo, es suficiente para sentirse dentro de Los Ángeles.

La celebración de los 80 años

El próximo 30 de julio, el Salón Los Ángeles cumple un año más de existencia. Y para celebrar el aniversario 80 del lugar, se armó una gran fiesta que tendrá dos bailesEl primero se hará el 29 de julio; y el segundo, el 2 de agosto. Se presentará: la Orquesta de Pérez Prado “Los Reyes del Mambo”, la Orquesta Cubana Son 14 y la Internacional y Explosiva Sonora Dinamita y muchos más. Únete al festejo y descubre la magia que hay en este lugar cargado de historia.

Únete a la celebración de los 80 años del Salón Los Ángeles

Más información:

Sitio oficial: salonlosangeles.mx
Facebook: SalonLosAngelesMx

También te puede interesar:

Él es el mexicano con la colección de objetos de King Kong más grande

10 eventos para disfrutar en el Festival Internacional Cervantino 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *