x

Salsa para dummies, ¿qué onda con este género?

Salsa para dummies, ¿qué onda con este género?

¡Pare de sufrir! ¡Ya llegó el salsa para dummies! Imagina que estás en una boda y, de repente, la banda comienza a tocar. Suena Idilio, de Willie Colón. En la mesa alguien despistado pregunta: “¿Y esa canción de qué género es?”. Si eres guapachoso de corazón, sabrás que es salsa, pero ¿cómo explicar de manera didáctica un género tan popular?

Goliat Orquesta nos ayudaron a entender de qué va este género que da identidad a toda Latinoamérica y que es tan importante en México. Y aunque no seas fanático de estos ritmos, a nadie le cae mal un poquito de historia musical, a fin de conocer más la cultura de este continente.

En opinión de esta banda, hay nuevos públicos que se acercan a salsear. Ahondar en los orígenes de algún movimiento musical ayuda a entender épocas, contextos y hasta migraciones. ¿Por qué escuchamos la salsa que escuchamos y qué ha sucedido históricamente en la industria y fuera de ella?

Salsa para dummies, ¿qué onda con este género?

Salsa para dummies, ¿qué onda con este género?

Salsa: sus orígenes y exponentes (en pocas palabras)

Richie Cadena, especialista musical, quien es de raíces mexicanas pero de origen neoyorquino, explica en una entrevista en la Revista de la Universidad de México y Radio UNAM que la salsa es un lazo cultural, musical y de valores para los latinos que llegaron o nacieron en Estados Unidos.

A su vez, agrega, fue resultado de la internacionalización y la lucha por la sobrevivencia de la música cubana en tierras extranjeras desde los sesenta. El guaguancó y el son montuno se mezclaron al jazz y a otros ritmos, lo que resultaba en una identidad latina única. De la migración de cubanos, colombianos, venezolanos, puertorriqueños y mexicanos al vecino país del norte brotó una nueva cultura musical, y lo hizo salseando.

Hay que mencionar a la Sonora Matancera, Tito Puente, Ray Barreto, Charlie y Eddie Palmieri, Joe Cuba, Bebo Valdés, Rubén Blades, Orquesta Aragón, Orquesta Broadway, Willie Colón, Héctor Lavoe, Louie Ramírez, Arsenio Rodríguez, Celia Cruz y muchos más que hay que escuchar para familiarizarse con la salsa.

Ha tenido cambios a través de las décadas, desde aquellos dorados setenta y ochenta, así como otras simbiosis con sonidos que van desde la charanga francesa, hasta la integración, en algún momento, de sintetizadores y guitarra eléctrica. Las flautas de metal sustituyeron a las de madera, se integraron instrumentos tan variados como violines, viola, chelo, piano, bajo, conga, trompeta, timbales, cencerros y bongos. Algunos siguen interpretando la salsa dura, otros se han acercado más a los círculos comerciales en los que la voz o imagen del vocalista es central.

Salsa para dummies: algunos instrumentos se fueron incoporando

Salsa para dummies: algunos instrumentos se fueron incoporando

Salsa para dummies: 5 datos que quizá no sabías

1. Un ritmo “flotado”

Creo que hay gente que confunde más la salsa con la cumbia y justo cuando me llega a la mente cuando me dicen eso siempre digo que la cumbia es más tierra, más concreta, más con un tempo. Y la salsa es más “flotada”, justo porque, musicalmente, los tiempos fuertes no están en el uno, incluso en el baile. De hecho, cuando bailan salsa en línea es uno, dos, tres… cinco, seis, siete… y hay un tiempo que está flotando, que justo es eso. Es un tiempo fuerte, pero está en el cuatro, no en el uno. Y la cumbia es en el uno. La salsa es así.

Óscar Pineda, trombonista.

2. Sus instrumentos clave

Pues, más bien, son familias, son secciones. Hay una sección de percusión, que es el ritmo; una sección de armonía, que es el bajo y el piano; y una sección de metales, que varía mucho. Digamos que puede ser mucho como un caminito donde va el tren: la armonía es como la estructura; los metales son los adornos que puede tener, y que pueden variar mucho: puede ser muy adornado, cinco metales, ocho o sin metal. Y las voces, que es lo que le da carácter.

Óscar Pineda, trombonista.

3. Las voces

La voz es muy importante y las palabras de Obed, que es nuestro cantante, sobre cómo entendemos la salsa actualmente, es que, en estructura, la salsa es muy similar a la música pop, que engloba muchísimo de lo que consumimos. Entonces, el cantante de salsa tiene que agarrar un poco de este tipo de música, pero a la vez tiene que entender muy bien lo que es la música campesina, lo que es el son.

Los soneros cantaban sobre lo que veían en el campo, sobre los pájaros, los árboles, el cielo y entonces la manera en la que ellos tienen que cantar es mediante esto que se llama inspiración. Entonces un cantante actual tiene que hacer caso de esas dos cosas. Hay muchos cantantes que se van completamente por la línea del pop y entonces tienen esa “eficiencia” de la salsa comercial y actual de Estados Unidos, que se van por esa línea y no recogen ese origen de la música afrocaribeña.

Y bueno, ahí hay algo muy chingón que he encontrado en la salsa: hay distintos cantantes que tienen estilos muy particulares y muy disimiles entre ellos. Es como el rock, hay quienes tienen “jícamo”, por así decirlo, un carisma al cantar, que tal vez no sean los más virtuosos o con el mejor “color”, pero son brutales, genuinos.

Sahe Orozco, flauta y coros.

A diferencia de otros géneros musicales, no importa el rango que pueda llegar un cantante: puede ser uno bajo, uno alto. Lo importante es la manera en el que cantante entiende los lenguajes que vienen de los rezos yorubas, del folclor afrocubano, de toda esta cuestión. Pero también de la música española porque, también, al final, este tipo de música es eso: es la mezcla de dos culturas totalmente diferentes. Por eso el danzón es considerado el primer género de toda esta gran escuela que derivó en la salsa.

Juan Carlos Saa, trompeta.

Salsa para dummies: ¿qué tanto sabías sobre este género?

Salsa para dummies: ¿qué tanto sabías sobre este género?

4. El argot entre músicos, entre salseros

Esta fue la parte más divertida de la charla con Goliat Orquesta, porque al inicio no detectaban “sus” palabras, pero poco a poco fueron saliendo las que usan entre músicos y, principalmente, entre salseros.

Ellos afirman que hay muchas que se confunden, ya que como lo dicen en Cuba es muy diferente a como lo dicen en Puerto Rico o en Veracruz, que, en su opinión, es el estado más salsero de todo México.

– Si alguien dice “vamos al mambo” quizá quien no es músico piense en el género, pero el mambo es la parte de los metales. Es el equivalente a los riffs en el rock. Es el más común.

– “Moña” es “la parte de arriba del mambo”; es decir, en donde todos improvisan, el clímax con improvisación de la salsa.

– La parte diferente a la lírica, que es cuando las percusiones van con las campanas, se llama “montuno”, que, a la vez, también es un género.

– Cuando en la percusión alguien dice “la marcha está bien cerrada” significa que todo está bien unido y “está caminando”; es decir, que todo fluye.

– “Vamos a los quesos” se refiere, de manera general, a las notas largas, a las redondas. La figura es muy bonita.

– Cuando a alguien le dicen “gallego” es que algo no va bien, no camina.

– Decir “está bolas” es que toca chafa o que está mal. Cuando alguien la riega le dices “esto te salió bien bolas”. “Aquí pasa seguido”, bromean.

– Algo que respetan es un patrón rítmico de dos compases, entonces, siempre tienen que respetar esa onda binaria en la música: siempre van de dos en dos. Hay momentos en los que si se distraen o no entienden y entran mal, pueden recuperar el compás a la mitad de ese ciclo; es cuando dicen que “está cruzado”.

Salsa para dummies: Goliat Orquesta Foto: Jesús Cornejo

Salsa para dummies: Goliat Orquesta Foto: Jesús Cornejo

5. Cuando hay clave, el cuerpo lo sabe

Algo que les digo a muchas personas de diferentes edades es la cuestión de referirse a la clave. Es algo medio abstracto, pero tú cuando vas y encuentras un grupo tocando y te quieres poner a bailar, es natural. De repente, puede haber algo que no fluya bien o al revés. Puede ser una orquesta de doce cabrones, un grupo de ocho o un trío. Cuando está en la clave de música luego luego la escuchas y el cuerpo, por necesidad innata, se está moviendo. La música misma te está llamando y te está haciendo bailar los pies, los ojos y lo que quieras. Lo primero que haces es bailar.

Uzziel Ismael, bongosero.

Ahora sí, ya tienes uno que otro dato interesante para apantallar en tus pláticas o en tus clases de baile; nomás no se te olvide hacerlo “con clave”.

Playlist salsero recomendado por Goliat Orquesta

Salsa para dummies: lo más importante es tener "clave"

Salsa para dummies: lo más importante es tener “clave”

También puede interesarte

Bailar salsa, una recarga de felicidad y salud

Instrumentos del son jarocho: estos músicos te cuentan más de ellos

Mole a la Cuacharas, sazón, huapango y la personalidad de estos guisos

¿Agregarías más términos al salsa para dummies?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *