x

Síndrome de ovario poliquístico: significado, síntomas y tratamientos

Síndrome de ovario poliquístico: significado, síntomas y tratamientos

Las enfermedades en los órganos reproductivos son uno de los más grandes miedos y tabúes en las mujeres. Y es que, el solo hecho de acudir al ginecólogo resulta un poco intimidante e incómodo; sin embargo, es fundamental saber que un diagnóstico temprano puede incluso salvar tu vida. Por eso, hoy te voy a hablar del síndrome de ovario poliquístico, un padecimiento que puede afectar el funcionamiento de otras partes del cuerpo.

Síndrome de ovario poliquístico

De acuerdo con el IMSS, “El síndrome de ovario poliquístico es un trastorno endocrino y metabólico heterogéneo de probable origen genético, influido por factores ambientales como la nutrición y la actividad física”.

Pero, para mayor claridad consulté a la ginecóloga Karla Solís, quien me contó de manera más detallada y sencilla de qué se trata este padecimiento.

“El síndrome de ovario poliquístico no solo es la presencia de quistes en los ovarios, sino que vienen acompañados de alteraciones hormonales como la producción elevada de hormonas masculinas, es decir, andrógenos”, asegura la ginecóloga.

Pero esto no es todo, ya que de acuerdo con la doctora, las pacientes con el síndrome de ovario poliquístico también tienden a padecer problemas metabólicos como diabetes, azúcar alta o hipertensión.

Síntomas del síndrome de ovario poliquístico

Si bien la alteración en el metabolismo, de primera instancia, no te haría pensar en este síndrome, existen algunos otros síntomas que facilitan la detección de este padecimiento.

Las pacientes con síndrome de ovario poliquístico poseen las siguientes características:

  • Problemas de peso (subir o bajar)
  • Acné
  • Vello facial
  • Vello en las piernas
  • Calvicie
  • Quistes en los ovarios
  • Regla irregular o ausencia de esta
  • Dolor durante la regla

¿Cómo detectar el síndrome de ovario poliquístico?

“Usualmente la paciente llega a consulta por problemas con la regla como ausencia, irregularidad o dolor, por lo que se debe hacer un ultrasonido. A diferencia de los quistes foliculares funcionales que toda mujer produce en cada ovulación, los quistes de este síndrome tienen una distribución en forma de rosario”, informa la ginecóloga Solís.

Una vez en consulta, el médico deberá sopesar los síntomas físicos con los fisiológicos para así emitir un diagnóstico acertado, que podría valerse de pruebas hormonales para su confirmación.

¿Qué pasa si no se detecta el síndrome a tiempo?

Las consecuencias de no detectar a tiempo el síndrome de ovario poliquístico o no tratarlo pueden no solo reflejarse en infertilidad, sino en problemas metabólicos más severos como la diabetes.

Según datos del IMSS, el síndrome también puede ocasionar sangrado disfuncional, cáncer endometrial, obesidad, diabetes tipo 2, dislipidemias (alteración en la metabolización de los lípidos), hipertensión o enfermedad cardiovascular.

Tratamiento del síndrome de ovario poliquístico

Uno de los primeros pasos para tratar este síndrome es la alimentación y vida saludable, debido a los problemas metabólicos que pueden producir, pero, también es frecuente el uso de hormonas.

“Las hormonas duermen el ovario, lo que hace que tu periodo se regule, reduzcan las molestias y dolores, disminuya el acné e incluso la cantidad de vello corporal producida por la alza en hormonas masculinas”, asegura la ginecóloga.

Pero, al interferir con otros procesos del cuerpo, lo ideal es que el ginecólogo, el endocrinólogo y otros especialistas médicos se unan para darte el tratamiento más efectivo y completo de acuerdo a tus necesidades.

El sistema reproductor femenino, como el resto del organismo, es delicado y merece que le dediques tanta atención como a otras partes de tu cuerpo. Deja la pena y los prejuicios a un lado, las infecciones, el flujo abundante, los cólicos, los quistes y muchas otras cosas son frecuentes y pueden ser síntomas de algo más grave.

Así que, no olvides visitar al ginecólogo una vez al año o incluso antes si hay algún malestar o síntoma que creas que no es normal. Cuídate, es tu cuerpo, eres tú.

Comparte esta información para ayudar a más mujeres a detectar y prevenir las complicaciones del síndrome de ovario poliquístico.

Agradecemos a la ginecóloga Karla Solís por la colaboración para la realización de este texto.

También podría interesarte…

Dolores menstruales pueden ser síntoma de endometriosis ¿cómo saberlo?

Las 5 enfermedades que más padecen las mujeres

Casi licenciada en Letras Clásicas, amante del café, la literatura, la escritura y la música. Distraída. Futbolista de domingos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *