x

Tatuaje ocular, una alternativa para personas con ojo ciego

El ojo ciego es un padecimiento en el que se pierde por completo la visión de alguno de los dos ojos, se torna de color blanco por la ausencia de iris y pupila; sin embargo, su apariencia puede mejorar si se le aplica un tatuaje ocular.

Gerardo Muñoz Gutiérrez, médico oftalmólogo con especialidad en córnea y superficie ocular, nos contó sobre esta técnica que aunque lleva años realizándose en otras partes del mundo, en México es poco conocida.

¿Qué es un tatuaje ocular?

Un tatuaje ocular, conocido también como queratopigmentación, es el acto de dibujar de manera permanente tanto el iris como la pupila en un ojo ciego.

Este procedimiento es meramente cosmético porque el ojo ya perdió la vista por completo y no hay manera de hacerlo funcionar de nuevo.

Se trata de una alternativa para regresar la autoestima de las personas que han vivido con este padecimiento durante años y que han tenido que disimularlo con lentes de contacto artesanales o los que son completamente oscuros.

El tatuaje ocular se puede aplicar también en ojos con problemas de iris, parte del sistema óptico que controla el paso de luz y que, cuando no se contrae lo suficiente, deja pasar tanta iluminación que lastima la vista. En este caso es más sectorial y busca darle mayor uniformidad al iris.

¿Qué características tienen los candidatos a recibir un tatuaje ocular?

Como lo mencionamos anteriormente, un tatuaje ocular tiene funciones cosméticas en un ojo completamente ciego, por lo que no cualquier persona puede recibirlo y a continuación explicamos las características para ser candidato.

Con buen tamaño del glóbulo ocular

Cuando un ojo deja de tener actividad es probable que su tamaño se reduzca. Si la diferencia entre ambos ojos, el sano y el ciego es mucha, lo más recomendable es colocar un lente de contacto artesanal en el ya ciego para que le dé soporte, proporción y estética.

Si por otro lado, el tamaño de ambos es similar, la persona es candidata a recibir el tatuaje ocular.

Personas psicológicamente preparadas

Es importante que las personas con ojo ciego estén conscientes de que un tatuaje ocular no les devolverá la vista y que se trata solo de un procedimiento cosmético que mejorará la apariencia de su rostro.

La pérdida de la vista es un proceso difícil de asimilar porque la mayoría de los estímulos del exterior se reciben a través de los ojos.

Por eso, debe acompañarse de un oftalmólogo, pero también de un psicólogo que ayude al paciente a aceptar poco a poco su nueva condición. Solo los pacientes con la completa asimilación de su ojo ciego son candidatos a un tatuaje ocular.

Pacientes metabólicamente controlados

Al tratarse de un procedimiento quirúrgico como cualquier otro, los candidatos a recibir un tatuaje ocular necesitan estar metabólicamente controlados.

Es decir que si tienen diabetes, presión alta o cualquier otro padecimiento, es necesario que todos sus niveles se mantengan en un rango saludable para poder realizar la operación.

¿Cómo se realiza un tatuaje ocular?

El doctor Muñoz cuenta que un tatuaje ocular es un procedimiento quirúrgico igual de importante que otros y, aunque dure aproximadamente 10 minutos, debe seguir un protocolo muy completo.

Esterilización previa del material

Tanto las tintas como la máquina tatuadora se esterilizan con gas antes de empezar el tatuaje. La pluma que se usa para tatuar se recubre con plástico estéril y el material debe ser nuevo y desechable para cada paciente.

Asepsia del rostro

Con una solución desinfectante y antiséptica se limpia la mitad del rostro donde se encuentra el ojo a tratar. Posteriormente se colocan campos estériles en toda la cara dejando el ojo ciego al descubierto.

Colocación del blefarostato

El blefarostato es un instrumento que se utiliza para mantener abiertos los párpados por lo que es de gran utilidad al momento de hacer un tatuaje ocular.

Anestesia en el nervio óptico

La córnea es uno de los tejidos más sensibles del cuerpo humano por lo que es necesario adormecerlo con anestesia retrobulbar para que el paciente no sienta dolor al momento de tatuarlo.

La anestesia se introduce debajo del globo ocular hasta llegar al nervio óptico para inmovilizar los reflejos y sensaciones.

Uso de máquina fina para tatuajes

Las máquinas finas son las ideales para hacer un tatuaje ocular, porque es una zona pequeña a tratar y se necesita precisión para los detalles.

Al ser un aparato mecánico se puede controlar perfectamente la profundidad de perforación de la aguja, la pigmentación suele ser más rápida y no hay necesidad de muchos retoques posteriores.

Diseño del iris y de la pupila

Gerardo Muñoz es un oftalmólogo experto en la anatomía del ojo por lo que conoce muy bien la forma del iris y la pupila, así que no tiene necesidad de hacer un bosquejo previo.

Tatúa del centro hacia afuera, es decir, comienza con la pupila y continúa con el iris. Para el centro usa tintas más oscuras y para las sombras y texturas externas, las de diferentes tonalidades.

Uno de los trucos que pone en práctica es no acercarse demasiado al ojo para no perder proporción, por lo que tatúa a un metro de distancia entre la camilla y él. A la par, pide que la persona abra el ojo sano para ir asemejando el diseño.

¿Cuáles son las recomendaciones de cuidado después de realizarlo?

Los cuidados más importantes para ayudar a la cicatrización luego de un tatuaje ocular son los siguientes:

Tener el ojo tapado

Cuando la córnea de un ojo sano se daña, lo natural es que las células del tejido se regeneren luego de 48 o 72 horas. Para las personas con ojo ciego es un proceso más tardado que dura de 2 a 4 semanas, por lo que se recomienda cubrirlo con gasas.

Acudir al médico

Es importante que el médico vaya monitoreando el avance del tatuaje ocular y descartar el desarrollo de infecciones o complicaciones.

Este punto incluye también utilizar ungüentos con antibióticos y con cortisona para evitar la inflamación.

¿Quién puede hacer un tatuaje ocular?

Al ser la córnea un órgano muy sensible, lo mejor es que alguien que lo conozca perfectamente lo tatúe. En palabras del doctor Muñoz es un trabajo para un médico oftalmólogo o alguien relacionado al cuidado de los ojos.

Sobre todo porque, aunque los tatuadores tienen medidas de higiene muy particulares, el ojo puede correr algunos riesgos relacionados con la cicatrización, infecciones o aceptación de las tintas que sólo alguien con mucha experiencia en la superficie ocular puede solucionar.

Tatuaje ocular, una alternativa para personas con ojo ciego

Te podría interesar:

Agradecemos la entrevista con Gerardo Muñoz Gutiérrez, médico oftalmólogo con especialidad en córnea y superficie ocular, para la realización de este artículo.

¿Qué te parece? ¿Conocías este procedimiento de tatuaje ocular? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *