x

Tecolutla o el nuevo paraíso Godín

Como me rehusaba a creer que el Acapulcazo era la única opción cerca y barata para nosotros los “Godínez”, me puse a investigar. Entre tanto “Godín” alguien debía conocer otro destino. Y sí, así fue, una amiga con años de experiencia en esto de vivir en la oficina, con mucho trabajo, poco tiempo y recursos limitados, me abrió los ojos a Tecolutla.

Bueno, bonito y barato

La cosa empezó con una pregunta vaga y terminó con un viaje bueno, bonito y barato. Tres autos y varias personas sedientas de arena, sol, mar y, claro, cerveza.

Y, créeme, fue mucho más barato de lo que estás pensando. Con un presupuesto de $1,400 pesos cubriríamos hospedaje de dos noches, comida, bebida, más bebida y uno que otro paseo. Aunque, si no tienes auto o no te gusta manejar en carretera, el camión cuesta tan solo $700 redondo, así que… ¡No hay pretextos!

Idealmente son solo 4 a 4.5 horas de trayecto; sin embargo, la caótica ciudad nos tuvo en el auto más de 6 horas. Aunque, debo reconocer que estas nuevas carreteras son bastante bonitas y hacen que el trayecto no sea tan aburrido.

Por fin llegando a Tecolutla

Ajá, ya muy noche por fin se sintió el calor sofocante y el cuerpo comenzó a sudar. No hay grandes hoteles; sin embargo, logramos encontrar uno que, además de barato, resultó bastante cómodo y hasta ofrecía tobogán en la alberca (no te vayas a imaginar un parque acuático, porque la decepción será inevitable).

El centro es más que pequeño y la realidad es que no hay antros, ni grandes restaurantes o tiendas como en Acapulco. No se puede tener todo en la vida y la verdad es que su accesibilidad económica compensa absolutamente todo. En Tecolutla es barato comer, beber, pasear… ¿qué más se puede pedir?

Los puestecitos de tacos y quesadillas están disponibles hasta las 2 de la mañana por si te da hambre después de unas cuantas cervezas. Y, lo mejor, el centro está a unos cuantos minutos de los hoteles.

Tecolutla

Foto: Fernanda Martínez

Sol, arena y mar

Una de las maravillas de esta playa es el mar. Puedes caminar y caminar y caminar mar adentro y el agua no sobrepasará tu cintura o pecho, depende tu estatura.

Tampoco te puedo mentir, así que debo advertirte que muchas personas no respetan la playa, por lo que quizá encuentres por ahí uno que otro vaso o papel. No lo ignores y levántalo, las tortugas bebés usan esta playa para llegar al mar y comenzar una nueva vida.

En la playa encontré todo para no moverme ni un centímetro, los lugareños venden hot cakes, tacos de guisado, chiles rellenos, quesadillas, ostiones y, además, encontrarás las típicas trencitas, los tatuajes de henna y claro, la banana. Te aseguro que no extrañarás Acapulco para nada.

Un extra

Ahora que, si la quincena estuvo buena y tienes ganas de despilfarrar, Tecolutla tiene algunas otras actividades como: liberación de tortugas, visita a Tajín y a los manglares. Pero, sobre esto te contaré después.

Tecolutla

Foto: Fernanda Martínez

En resumen, gasté menos de dos mil pesos por dos días y pude regresar a la oficina mucho menos estresada y con colorcito, lista para sobrellevar una semana más de aire acondicionado, cubículos y un trabajo que amo. Digo, al final ¿quién no se queja un poco? , pero, sobre todo, ¿qué “Godín” no necesita un respiro de la cotidianidad por un precio que no lo prive de ir a la fonda que más le gusta?

También podría interesarte…

Mil Islas, Oaxaca: un lugar más allá de la imaginación

Playa Mismaloya, un edén en el Pacífico

Playa Balandra, una razón más para amar México

Resumen
 Tecolutla o el nuevo paraíso Godín.
Nombre de artículo
Tecolutla o el nuevo paraíso Godín.
Descripción
Un lugar donde la diversión no está peleada con la economía.
Autor
Propietario
Sección Amarilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *