x

Temazcal y masajes en Oaxaca, renuévate y disfruta en Casa de las Bugambilias

Temazcal y masajes en Oaxaca, renuévate y disfruta en Casa de las Bugambilias

¿Buscas temazcal y masajes en Oaxaca?

Dedicarle tiempo a tu cuerpo no es un acto banal, representa un momento de autoestima y auto apapacho. A veces el ritmo acelerado de vida que tenemos en las ciudades nos hace olvidarnos de pausar un momento todo y cuidar de nosotros mismos.

Llegué a Oaxaca y viví la experiencia de un temazcal y un masaje relajante como parte de mi estadía en el hotel Casa de las bugambilias.

Mariana Arroyo, la dueña y cálida anfitriona de esta vivencia de sanación, recibe a los visitantes en un jardín florido que asegura que es aún más bonito en primavera y verano.

En primer lugar, te invitan a alistarte con un mezcal, agua y algunos cacahuates en lo que lees un folleto informativo que explica esta antigua ceremonia de purificación.

Mariana Arroyo de La Casa de las bugambilias en Oaxaca | Foto: Mariana Castillo

Mariana Arroyo de La Casa de las bugambilias en Oaxaca. Temazcal y masajes en Oaxaca | Foto: Mariana Castillo

Temazcal, soplos de purificación

La palabra temazcal proviene de los vocablos en náhuatl temaz, que quiere decir baño y calli, que significa casa. El temazcal se realiza en un espacio pequeño construido de adobe que es calentado con rocas y al que se le adiciona agua con hierbas y flores con el fin de generar vapores aromáticos.

A este cuarto sólo entras con una toalla para cubrirte y con la expectativa de qué sucederá esa hora en la que estarás ahí. El trato que recibes es siempre amoroso y respetuoso.

Ya adentro te informan que te harán una limpia. Cierran la puerta y apagan la luz. Comienza el calor extremo y basta con cerrar los ojos para comenzar una introspección importante. Sólo escuchas tu respiración y la de tu compañía, sientes las gotas de sudor resbalando y los aromas en la habitación son deliciosos.

Vista del temazcal | Foto: Mariana Castillo

Vista del temazcal | Foto: Mariana Castillo

Después de unos minutos, entra una mujer vestida de blanco y te pregunta si todo está bien. Ella comienza a entonar canciones de cuna, casi como susurros y te rocía con agua fresca y una vara de palma.

Llega un momento en el que pierdes la noción del tiempo y sigues escuchando la voz femenina que ora y expresa palabras pacíficas y de amor, que invitan a la renovación y al cambio.

Antes de salir te bañan de cuerpo entero con agua de rosas y agradeces el agua cayendo fresca después de esa calidez que atonta y te deja en un trance difícil de explicar.

Masaje y música para fluir: parte de la experiencia de temazcal y masajes en Oaxaca

Sales desnuda para llegar al área de masajes en la que te secan y cubren para comenzar la otra parte del momento de consentirte. Comienzan con la espalda, el cuello, las piernas, los brazos y la cara, por delante y por detrás del cuerpo.

Sabes que tenías tensión porque haces conciencia de tu cuerpo y de cómo se siente. Yo cerré los ojos y me perdí en la música clásica de fondo. Franz Lizst y Claude Debussy, aceite aromático y una voz dulce que te pregunta si todo va bien mientras las manos presionan para aliviar.

No supe cuándo pero me dormí, al despertar sentí mi cuerpo ligero. Ya no tenía ese nudo de tensión en el cuello ni sentía tiesa la espalda. Además, tu ánimo es pacífico y si estás en la disposición correcta, efectivamente, te renuevas.

Aceites de masaje | Foto: Mariana Castillo

Aceites de masaje | Foto: Mariana Castillo

Mientras me vestía observé la pared de la zona de vestidores donde se lee “Viva el amor” en un letrero que sostienen dos palomas. Sonreí pues efectivamente estoy de acuerdo con que ese amor es que nos mantiene vivos. Y sobre todo, el amor propio para llevarlo y compartirlo con los demás.

Si quieres vivir una experiencia así no dudes en acercarte al Hotel Casa de las bugambilias en donde puedes solicitar este servicio y disfrutar  de las bondades de estas técnicas milenarias que siguen vigentes para sanar y cuidar.

"Viva el amor" se lee al entrar y salir | Foto: Mariana Castillo

“Viva el amor” se lee al entrar y salir | Foto: Mariana Castillo

Más información:

Página web: lasbugambilias.com

Facebook: Casa-de-las-Bugambilias-BB

Teléfono para llamar desde Estados Unidos de Norteamérica:

1-866-829-6778

Teléfono para llamar desde México:

01 951 516 1165

También puede interesarte:

Hoteles en Oaxaca para tus próximas vacaciones

5 centros culturales en Oaxaca

10 platillos para conocer un poco más a la gastronomía oaxaqueña

¿Te animas a tomar un temazcal y masajes en Oaxaca?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *