x

Tiburcio Soteno Fernández, los árboles de la vida y las manos al barro

Tiburcio Soteno Fernández ha sido reconocido por su trabajo artesanal en distintos países. Al buscar su nombre en internet el sitio de The British Museum en Londres, Inglaterra aloja la biografía de este artesano de barro que nació en Metepec, Estado de México en 1952. Exhibió su obra en la tierra del Big Ben en 2007 y mostró un pedacito de lo valioso que es el arte hecho por manos mexicanas.

Árboles de la vida, nacimientos y esculturas que reflejan las costumbres y tradiciones de México son parte de su trabajo. Él cuenta que desde niño hacía trozos de barro y los aplastaba hasta dejarlos planos. “Con mis dedos les hacía hoyos y esos eran mis carritos”, agrega.

Una tradición familiar

Fue los seis cuando empezó a hacer árboles de la vida, yuntas y también árboles de San Isidro Labrador, el santo patrono de su terruño. “En la escuela hacia soldados, cañones, maquetas de guerra con motivo del 5 de mayo”, explica este mexiquense.

Empezó como alfarero, imitando a sus hermanos cuando amasaban este material que se transforma con la creatividad y el talento. Cuando su mamá lo llevaba a la iglesia a misa le gustaba ver las pinturas de los retablos y las esculturas de los santos como San Juan Bautista, el Dios Padre del Calvario, San Miguel o el Purgatorio de la Iglesia de San Juan Bautista. Junto con sus hermanos Alfonso y Pedro, ha hecho diferentes piezas para las embajadas de distintos países.

Árbol de la vida en honor a la Virgen de Guadalupe Foto: Tiburcio Soteno

¿Dónde ver su trabajo?

Si quieres conocer más del trabajo de esta familia asiste a la exposición Árbol de la vida hasta el domingo 19 de abril del 2017, en el hotel Casa Fernanda, que se localiza Niño Artillero 20, Barrio de San José en Tepoztlán, Morelos.

Esta muestra se inauguró en el marco del 2º Encuentro de Cocineras Tradicionales de Morelos en la que pudieron probarse comidas especiales preparadas por las cocineras morelenses, como las tortas de chilacayote de Reyna Pérez Vicuña, originaria de Tetela del Volcán; o el adobo de puerco con frijoles de ayocote, elaborado por Milca Reynoso García, oriunda de Tlaquitenango.

El trabajo de Tiburcio se caracteriza por su meticulosidad y belleza Foto: Cortesía Piña Soria y Asociados

Más información:

Facebook: CasaFernandaHB / tiburcio.sotenofernandez

Agradecemos a Piña y Soria Asociados por la información.

Fotos: Facebook de Tiburcio Soteno

También puede interesarte:

Artesanos de Izamal, manos y herencia yucatecas

10 datos sobre la vestimenta tradicional de las mujeres mayas en Yucatán

Chepa es rarámuri y está orgullosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *