x

Tomás espacio en el que se honra al té en la Ciudad de México

El neoyorquino Thomas Sullivan inventó la bolsita de té a principios del siglo XIX. La popularidad de la bebida crecía y la industrialización demandaba formas de facilitar el comercio y los procesos de conservación y consumo. Es a ese inventor al que este sitio debe su nombre. Tomás es un cálido y bello proyecto para el goce y la difusión de la cultura del té en la Ciudad de México.

Eugenio Larrinaga es uno de los creadores de este sitio en la Condesa. Él decidió comenzar este proyecto como consecuencia de un viaje al mercado del té en Shanghái, China. Le sorprendió saber que existen tantas variedades y una vasta sabiduría y relación íntima de las personas de esa cultura con este brebaje milenario.

tetera_tomas

Variedad de tés | Foto: Mariana Castillo

Pruebas para elegir los mejores tés

Después de hacer más de 600 pruebas eligieron alrededor de 100 tés para ofrecer al paladar mexicano. Esto fue un reto. En nuestro país aún se confunde al té con las infusiones o las tisanas. Es costumbre llamarle “té de manzanilla” a la bolsita con esta infusión debido al desconocimiento de la diferencia entre té, infusión y tisana.

En México se beben cuando se está enfermo y las plantas en agua caliente tienen más relación con la herbolaria mexicana. Aunque son dos mundos opuestos, con significaciones distintas. Pero, poco a poco, hay más público amante del té.

El diseño del lugar en la Condesa es Savvy Studio. Ese despacho de Monterrey dotó de toques divertidos y acogedores a lo que bien podría ser la sala de la casa de un amigo en la que se puede leer, platicar o simplemente beber pacíficamente sorbitos de este elixir relacionado con el confort y el bienestar integral.

interior_tomas_casa_te

Diseño de Tomás Té | Foto: Mariana Castillo

Nomenclatura para conocer el té

No sé tiene que ser un conocedor de té para disfrutar de lo que hay en Tomás. Desarrollaron un sistema de clasificación único en el que tres números definen el té que se beberá, depende del estado de ánimo, los gustos y el antojo:

1. Tipo de té: va del 1 al 9 y va desde el blanco (que es menos oxidado y con menos cafeína). Se pasa por los verdes, los amarillos, los oolongs, los negros, los pu-erh o rojos (con más cafeína y oxidación), y los mates y los rooibos; hasta llegar a las tisanas.

2. Sabor: van desde los más puros, que te presentan a la hoja en su máxima expresividad, hasta los que tienen notas herbales, florales, frutos rojos, tropicales, cítricos, frutos secos hasta llegar a los postres. Aquellos que saben a panecito de canela, chocolate y maple, entre otros, son un agasajo.

3. Edición: Al tener diferentes etiquetas y buscar presentar variedades especiales este número es de ayuda para saber qué edición de ese té en particular estás bebiendo.

sala_tomas_te

Interior Tomás Té | Foto: Mariana Castillo

Bebidas y platillos para darse gusto

Cada uno está bautizado con nombres originales. Gris Añejo, Mango Tango, Amanecer en Tulum o Jarabe tapatío son algunos ejemplos. Eso hace fácil que recuerdes tus favoritos.

Puedes beberlos calientes, ya sea en versión individual o en tetera. También puedes pedirlos fríos, en soda o frappé. Puedes añadirles leche entera, deslactosada, de soya, almendra, arroz y coco. Para endulzarlos hay miel de agave, de abeja, azúcar mascabado, refinada, stevia o splenda.

Si te da hambre los paninis son sencillos pero cumplidores y las ensaladas son frescas y nutritivas. Como postres hay scones, una pareja natural de los tés ingleses. Las estrellas de lo dulce son el panquecito de matcha y el pastel de té negro con lavanda.

También puedes comprar teteras, tazas y tus tés preferidos para disfrutar esta experiencia de sabor en tu hogar o para regalar algo original.

pastel_lavanda

Pastel de lavanda | Foto: Mariana Castillo

Té y bienestar, una bebida para un equilibrio

“Si tienes problemas que el té no puede resolver, sí son problemas graves”, es una frase atinada que dijo Eugenio. Este es un bálsamo líquido a diferentes males.

Si tienes insomnio bébete un Sereno moreno (el 913 en su menú) que tiene propiedades relajantes. Si quieres un detox completo, los tés oolong son ideales. Si deseas mejorar tu concentración el té blanco es perfecto porque “detiene el tiempo”. Y los pu-erh o rojos son muy buenos para mejorar el ánimo. No por nada lo tomaban los emperadores chinos como método para alcanzar la felicidad.

interior_ciuadro

Tomás Té | Foto: Mariana Castillo

¿Nos bebemos un té?

Más información:

Tomás té se localiza en Tamaulipas No. 66, colonia Condesa.

Sitio web: tomas.mx

Facebook: TomasTeMx

Twitter: @TomasTeMX

Resumen
Tomás, espacio en el que se honra al té en la Ciudad de México
Nombre de artículo
Tomás, espacio en el que se honra al té en la Ciudad de México
Descripción
Tomás es un cálido y bello proyecto para el goce y la difusión de la cultura del té en la Ciudad de México con tres sucursales.
Autor
Propietario
Menumanía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *