x

Tómate una copa de vino y protégete de los rayos del sol

Además de ser delicioso, cuando tomamos una copa de vino nos estamos protegiendo de los rayos del sol, pues los antioxidantes que contienen las uvas reducen el riesgo de daño celular causado por la radiación solar.

Los rayos  UV del sol pueden causar quemaduras, melanoma y cáncer en la piel;  padecimientos que estos antioxidantes,  propios de las uvas llamados  flavonoides reducen.

Desde luego, el vino no sustituye el protector solar, sólo de da una mayor resistencia, lo cual ayuda a que el protector actué de mejor forma, explica Marta Cascante, doctora en bioquímica de la Universidad de Barcelona.

En estas épocas navideñas que es muy común brindar con tu familia, amigos y compañeros de trabajo, ya tienes un motivo más para disfrutar de una buena y deliciosa copa de vino.

Fuente: Journal of Agricultural and Food Chemistry

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *