x

Transportes del futuro: del cielo al subterráneo, la meta es viajar más rápido

En la década de los 70 y 80, la humanidad imaginaba un futuro muy diferente para el siglo XXI y uno de los sectores con más sorpresas y desilusiones ha sido el transportista. Una gran parte de la humanidad era optimista al decir que para el año 2000 los transportes del futuro serían los autos voladores, tubos de succión e incluso la teletransportación.

Estamos a casi dos décadas del segundo milenio d.C., y lejos estamos de vivir en una realidad donde los autos que vuelan sean el medio más usado como en la caricatura Los Supersónicos.

Lo prometedor de transportes del futuro

Lo cierto es que hay varios proyectos (unos más cerca de ser una realidad que otros) novedosos sobre lo que podríamos ver o en donde podríamos transportarnos en un par de años.

Viajar más rápido siempre será una de las prioridades de la movilidad. Lo que no deja de sorprendernos es la forma en que desarrolladores e inventores mantienen esa premisa, mientras enfrentan problemas por tráfico, contaminación y economía.

Hyperloop

¿Recuerdas esos episodios de Futurama o Los Supersónicos en los que veíamos a los personajes usando tubos al vacío para transportarse? Pues es algo así, pero de manera colectiva.

Dicho de otra manera, es una especie de tren que puede viajar hasta a 1,200 kilómetros por hora por un gran tubo. Para darte un ejemplo de su capacidad, imagina la distancia entre Guadalajara y la Ciudad de México, son 550 kilómetros que tardaríamos en recorrer más de 6 horas en coche, pero con el hyperloop llegaríamos en menos de 35 minutos.

La velocidad de este invento es mayor a la de un avión turístico y ha sido tal su aceptación que en varias partes del mundo han considerado construir infraestructura para un hyperloop.

Este proyecto está por volverse una realidad en los países árabes, donde el primer medio de este tipo, el Virgin Hyperloop One, conectará a la ciudad de Dubái con Abu Dhabi en un recorrido que se pretende dure cuando mucho 12 minutos.

Automóviles autónomos

Aunque con muchas críticas tras verse involucrados en accidentes en fechas recientes, los vehículos autónomos son un proyecto en constante desarrollo que busca perfeccionarse.

Para marcas como Tesla, Apple, Uber o Nvidia, los vehículos autónomos son un proyecto con mucho potencial que se espera pueda perfeccionarse al punto en que estos automóviles puedan desplazarse en autopistas hasta a 320 kilómetros por hora.

La meta de estos proyectos es agilizar la movilidad, disminuir accidentes al conducir con total apego a las reglas de tránsito y evitar el estrés al conducir.

Durante el viaje, los pasajeros podrán ver una película, dormir o entretenerse en alguna otra actividad sin preocuparse por mantener los ojos en el camino.

En la actualidad, estos vehículos operan bajo carreteras previamente programadas y requieren una reproducción cartográfica del terreno. Sin una ruta programada, el automóvil no puede avanzar correctamente.

Transportes del futuro

Los automóviles autónomos son uno de los transportes del futuro más esperados.

Auto volador de Uber

Uber, el gigante de las plataformas de movilidad, trabaja en un ambicioso proyecto: un auto volador que planean tener en sus filas comerciales para 2023.

Pese a que se describe como un auto volador, su aspecto es más parecido a un helicóptero. El objetivo de este proyecto es transportar hasta cuatro personas a una velocidad de 240 a 320 kilómetros por hora.

Socios de la marca, como la NASA, Embraer, Boeing y autoridades del gobierno de Estados Unidos comparten la visión de Uber sobre este proyecto que muy pronto podría llegar a todo el mundo.

Se ha adelantado que el costo por pasajero sería de alrededor de unos 5.73 dólares cada 1.6 kilómetros cuando se lance el proyecto y, una vez consolidado, el precio bajaría a 0.44 dólares.

Uber prevé iniciar con vuelos de demostración en 2020 en Los Ángeles y Texas. Tres años después iniciaría oficialmente para los usuarios.

BackFly, el futuro de la planeación personal

El BackFly es un aeroplano con espacio para una persona que funciona totalmente con electricidad. Este nuevo vehículo es tan fácil de manipular que, según sus desarrolladores, no necesita experiencia o habilidades para operar un aeroplano.

El BackFly puede volar una distancia de hasta 40 kilómetros a una velocidad de 100 kilómetros por hora.

Los desarrolladores trabajaron siete años en crear el aeroplano de doble ala que ya ha sido probado más de 1,400 veces. Puede despegar en un espacio reducido de tierra, su sistema de carga es tan eficiente que el aeroplano puede tener la pila completa en menos de 30 minutos y tiene la opción de hacerlo con paneles de energía solar.

Se prevé que este vehículo sea seguro, accesible económico para los usuarios. Eventualmente, la desarrolladora detrás de BackFly prevé crear una comunidad rural/urbana para permitir a los viajeros cargar la batería de sus vehículos cuando quieran hacer viajes mayores a los 40 kilómetros que soporta.

Big Falcon Rocket

Big Falcon Rocket (BFR) es un cohete capaz de darle la vuelta al planeta en una hora. Este proyecto corre a cargo de SpaceX, la compañía del millonario Elon Musk.

Se espera que este cohete inicie sus vuelos de prueba para mediados de 2019 con el objetivo de convertirse en un medio de transporte capaz de volar de Nueva York a Londres en menos de 30 minutos.

Aunque poco se sabe de este proyecto en desarrollo, Musk adelantó que superará los 100 metros de longitud y nueve metros de diámetro. En un principio se pensó que sería otro proyecto de SpaceX para conquistar marte. Sin embargo, se reveló que se trata de un vehículo suborbital.

 

También podría interesarte:

¿Cuál de estos transportes del futuro te parece que le funcionaría mejor a México?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *