x

Un regalo diferente y calientito para Navidad

Un día encontré en mi feed de Facebook una hermosa cobija tejida con la técnica crochet también conocida como tejido de gancho para la que se usa hilo o lana y una aguja muy específica llamada ganchillo o aguja de crochet que puede ser de metal, plástico o madera.

La marca que hacía esas bellezas se llama Cocotier y su historia es muy bonita pues nació del amor de una hija y su madre, y una actividad fruto de la herencia familiar y femenina.

Margot Továr y su madre, Patricia Diéguez, crean piezas únicas con diferentes patrones y colores inspirados en la Riviera Maya, su hogar. Y aunque vivas en DF puedes ponerte en contacto con ellas para dar un regalo diferente esta Navidad.

Margot explicó brevemente cómo nació en ellas el placer de tejer:

“Mi madre, Patricia, siendo una niña, aprendió a tejer el crochet gracias a mi bisabuela Josefa, quien le hacía hacer cadenas interminables por las tardes para gozar de su compañía. Mi abuela Rosa, siendo una niña también, aprendió a tejer gracias a mi bisabuela. Y yo, una tarde junto al mar, aprendí a tejer el crochet gracias a mi madre”.

No sólo tienen sábanas sino accesorios para la playa y bikinis y su primera colección se llama Playa del Carmen que rinde un tributo al lugar que vio nacer a Cocotier, que literalmente significa “árbol de cocos”.

Si quieres dar un regalo diferente checa sus siete diseños de sábanas: Josefa, Rosa, Lulú, Eloísa, Delia, Patricia y Margot. Cada una de ellas rinde un homenaje a las mujeres más importantes de su familia.

Josefa

Josefa es la bisabuela de la familia. Originaria de Tapaxco El Oro, Estado de México, llegó al DF cuando el bisabuelo se la “robó” para casarse con ella cuando Josefa aún era una adolescente. De carácter dominante, de porte elegante, piel de porcelana, católica hasta los huesos (iba a misa todos los días), adicta a las peras y a los duraznos, fue la primera en la familia que tejió crochet y quien enseñó a la madre de Margot (también a cocinar arroz con leche y buñuelos).

Josefa de Cocotier apparel de Maka Nochi

Josefa de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Rosa

La abuela materna. Una mujer llena de silencios, sabiduría, palabras de amor, manos y corazón tiernos. Madre de siete, cuatro mujeres y tres hombres, supo cómo proteger y mantener unida a la familia a pesar de la diferencia de caracteres de cada uno de sus hijos, contó Margot. Rosita también transmitió el arte del crochet (y de la cocina) a Patricia.

Rosa de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Rosa de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Lulú

La mayor de las tías, Lourdes o Lulú. En sus veintes se fue del DF a Acapulco a vivir con su familia. Maestra de profesión, siempre compartió conocimiento y disciplina con una sonrisa, con cariño. “Lulú es una mujer feliz, pero creo que eso nos pasa a todos los que vivimos junto al mar, inevitablemente somos felices”, explicó Margot.

Lulú de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Lulú de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Eloísa

La tía de carácter fuerte, intenso y la más independiente de todas. Siempre ha estado al pendiente de su familia y cuidando al que más lo necesita. Junto con Patricia heredó el amor por la cocina y la tradición de hilar con el estambre.

Eloisa de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Eloisa de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Delia

La tía cariñosa, siempre alegre y sonriendo. Delia empezó a trabajar muy joven y Patricia recuerda que desde ese momento compartió con ella lo que tenía. Hasta el último día estuvo a un lado de Rosita, fueron cómplices de momentos, silencios, enojos y cariño. Ha sido la más “noviera” de todas, por lo que siempre tiene historias y anécdotas que compartir, contó Margot.

Delia de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Delia de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Patricia

La más joven de todas las hermanas y la que más compartió con la bisabuela Josefa, escribió Margot. “Gracias a ella he aprendido a crear, no sólo con las manos sino con el pensamiento también. Fue ella quien le puso el nombre a cada sábana y al preguntarle cuál llevaría su nombre, Patricia, respondió que ésta”, agregó su orgullosa hija. En sus palabras “la vida se compone de diferentes colores, unos tenues y otros intensos, y todos, absolutamente todos, te hacen la persona que eres hoy y eso está bien”.

Patricia de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Patricia de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Margot

“Las ondas de Margot son como las olas del mar, es así que esta sábana lleva mi nombre por el amor que le tengo al mar. Ese amor me hizo llegar a vivir aquí y con el tiempo crear Cocotier. Aunque aquí entre “nos” mi madre dice que esta sábana se llama como yo por ser su consentida”, finalizó esta joven mexicana emprendedora.

Margot de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Margot de Cocotier Apparel | Foto: Maka Nochi

Si te gustaron estas piezas comunícate con Margot Tovar Diéguez al (984)8010391 o escríbele a margot@cocotiererapparel.com. Seguro será un regalo muy apreciado y que sabrás fue hecho con amor.

Más información:

Página web: www.cocotiererapparel.com | www.cocotier.bigcartel.com

Facebook: cocotierapparel

Twitter: @CocotierApparel

Periodista de viajes y comida con 10 años de experiencia. Fanática del mezcal, la música y las artesanías. En este blog te cuento algunas de mis travesías y más sobre las cocinas de México y el mundo. Me encantará que conozcas a las personas y los lugares imperdibles que hacen cada experiencia única, a través de historias, fotografías y videos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *