x

Viajar con tu mamá: una forma de reconocerse y reconectarse

Viajar con tu mamá: una forma de reconocerse y reconectarse

¿Has pensado que viajar con tu mamá puede ser una forma de reconectarte con ella en la vida adulta? Hace unos meses llegué a esa conclusión: si bien con la mía tengo una relación amorosa y cercana, esta unión cambia cuando uno crece y no vive en la casa familiar.

No sé por qué llegué de repente a esta reflexión: serán los treintas. Desde hace más de una década soy independiente. Por fortuna, viajamos mucho en familia, pero ahora observo a mi ma en sus nuevas formas de ser: es ella pero en otra etapa de la vida. En su viudez, la veo envejecer y ser abuela. Somos espejos y no a la vez.

Lo mismo sucede a la inversa: algunas de nuestras madres nos cuidaron de niños y de adolescentes y continúan estando aún cuando somos adultos, pero sin duda hemos ido cambiando. Reconocer que no somos los mismos nos ayuda a entrañarnos más con nuestros seres queridos.

¿Qué aprendí al irme de pata de perro con ella? Te cuento mi experiencia y te doy algunas recomendaciones por si te animas a hacer lo mismo y apapacharla.

Viajar con tu mamá: una forma de reconocerse y reconectarse

Viajar con tu mamá: una forma de reconocerse y reconectarse

Viajar con tu mamá te enseña a escuchar

Los padres cambian con el tiempo y es necesario escucharlos más. Si decides compartir con tu mamá alguna travesía, date el chance de saber qué necesita, qué quiere y qué le gusta. No impongas de inmediato el plan tú sino que armen uno basado en lo que ella quiere.

De acuerdo a tu presupuesto, muéstrale qué opciones has pensado y también escúchala. ¿Le gusta la playa o la montaña? ¿Es fanática de las ciudades grandes o más bien de los pueblos tranquilos? Quizá descubrirás que sus gustos no son precisamente los que tú pensabas.

Viajar con tu mamá te enseña más sobre la paciencia y el respeto

En ocasiones he escuchado a hijos gritándole muy feo a sus padres. La verdad es que se me apachurra el corazón pues tenernos paciencia y respeto es la muestra de cariño más grande.

Hacer equipo con nuestros seres queridos es algo diario y constante. Así que, apóyala en lo que necesite. ¿Tiene dudas de qué ropa llevar? ¿Necesita algún trámite previo? ¿Quiere conocer algo que a ti no te late tanto? Verás que este ejercicio es una lección que hace más solido el acto de compartir.

Viajar con tu mamá te enseña sobre el valor del tiempo de calidad y la familia

No necesitas gastar mucho ni tampoco viajar con tu mamá un montón de días: lo importante es que disfruten tiempo a solas, sin prisas. Haz que cada comida, caminata o paseo se vuelva valioso. No es cliché que abrazar el aquí y el ahora es lo más esencial para tener momentos más plenos.

Sin que suene anticuado, la familia es un pilar fundamental para el ser humano y cuidarla es necesario. Ya sea que tengas una homoparental, nuclear, extensa, adoptiva, monoparental, reconstruida y hasta elegida, date el tiempo de construir buenas memorias. Si lo haces con tus amigos, pareja o hasta solo, acercarte más a tu mamá es un acto de amor.

Viajar con tu mamá te enseña más sobre responsabilidad

Saber que quienes nos dieron la vida también se equivocan, que tienen sus procesos, que cada quien elige su camino y que todo tiene su tiempo ayuda de forma sistémica: ni les das cargas ni ellos a ti.

Quizá haya algún tema que no hayan hablado a profundidad o probablemente no se han dado chance para saborear lo cotidiano y estar lejos les ayude. Verás que los viajes que te decidas a hacer con ella serán algo placentero y que te hará aprender mucho.

Viajar con tu mamá: date chance de compartir más memorias con ella

Viajar con tu mamá: date chance de compartir más memorias con ella

Más que regalos

Cada caso es distinto y este texto no pretende ser una generalización sino más bien una invitación para aquellos que se sientan identificados y estén deseosos de buscar otras formas de convivencia para un desarrollo humano integral.

Se acerca el Día de las Madres y aunque el bombardeo sobre qué productos comprar o a qué lugares ir es constante, no se nos debe olvidar que es fundamental alimentar las relaciones que más nos importan con reciprocidad. Hay que dedicarles esfuerzo y echarle ganas a cultivarlas de manera regular.

Algunas recomendaciones

Ya te hemos dado sugerencias de lugares para viajar con tu mamá, así que chécalas y decídete a disfrutar momentos chulos con ella:

Santa Martha Latuvi, ecoturismo y tranquilidad en la Sierra Norte de Oaxaca

Vacaciones en Yucatán, recomendaciones para tu viaje

Vacaciones en Chihuahua

Los sabores de Cuetzalan: lo que encontré en este paraíso poblano

Spa, temazcales y cabañas para consentir a mamá

Vacaciones con mamá: 5 pueblos mágicos para consentirla

Tips para visitar Holbox por primera vez

¿Te animarías a viajar con tu mamá pronto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *