x

Yaxchilán, naturaleza, cultura y maravillas mayas en un solo lugar

Yaxchilán

Si no has visitado Chiapas ni Yaxchilán, desde ya te digo que es uno de los viajes que tienes que hacer por lo menos una vez en la vida. Este sitio arqueológico se localiza en la frontera con Guatemala y es uno de los mejores lugares para descubrir nuestro pasado prehispánico, tan bonito, tan rico, tan especial.

Así que, para que sepas un poco más de lo que te estás perdiendo y averigües mejor todo lo que implica una visita a Yaxchilán, ahí te va esta nota.

Yaxchilán, una ciudad escondida entre la selva

Como Palenque, Yaxchilán es una ciudad conservada entre árboles, ríos y una gran variedad de flora y fauna. Este detalle hace que el recorrido por Yaxchilán sea tan especial.

Lo primero que debes saber sobre Yaxchilán es que se desarrolló entre el 350 y 810 d.C.; sin embargo, consiguió su apogeo y hegemonía durante el siglo VIII bajo el mando del gobernante Pájaro Jaguar IV. De hecho, a lo largo de la zona arqueológica este personaje puede ser apreciado en diversas paredes.

Yaxchilán

Foto: Ángeles Vázquez

El terreno es realmente extenso, pero las zonas con acceso al público son la Gran Plaza, la Gran Plaza Acrópolis, la Acrópolis del sur y la Acrópolis pequeña. Quizá no te suene a gran cosa, pero con esto bastará para maravillarte y caminar por horas.

Dentro de la Gran Plaza Acrópolis encontrarás una de las esculturas más famosas de Yaxchilán, se trata de una representación decapitada del Pájaro Jaguar IV sobre la que los lacandones, habitantes locales de ascendencia maya, poseen una leyenda. La historia cuenta que el día que la cabeza vuelva a su lugar, el mundo perecerá a mano de los jaguares celestiales. Pero, ya que andas por ahí, puedes aprovechar para charlar con alguno de los habitantes locales que, a pesar de la distancia temporal, aún conservan y conocen muchas tradiciones de nuestros antepasados.

Yaxchilán

Foto: Ángeles Vázquez

Lo que debes saber antes de lanzarte a Yaxchilán

Primero, como dije, debes considerar que está en la frontera con Guatemala, conocida como la Frontera Corozal, a orillas del río Usumacinta, que divide ambos países.

Para llegar a Yaxchilán debes tomar una lancha que cuesta alrededor de mil pesos para dos personas. Lo ideal es encontrar un grupo o buscar algún servicio turístico. Debido al desplazamiento en lancha, no se recomienda que asistas al lugar después de las 15:00 hrs., ya que entre trayecto, visita y regreso, te tomará alrededor de 3 horas. Pero, si decides pasar más tiempo ahí o llegas muy tarde, puedes hospedarte en alguna cabaña cerca del río para tomar el paseo al otro día.

Ángeles Vázquez

Como dije, pasear por Yaxchilán también es conocer la selva, a lo lejos los monos aulladores imponen su poderío territorial, mientras escuchas diversas melodías de aves y mamíferos. Debido al clima y la zona, debes tener en cuenta estas recomendaciones.

  • Llevar ropa cómoda y ligera
  • Emplear gorra o sombrero para protegerte del sol
  • Usar bloqueador solar
  • Cargar con repelente de insectos
  • Usar zapatos cómodos
  • Preparar agua o alguna bebida hidratante

¡Descubre Chiapas, descubre Yaxchilán!

Como ves, Yaxchilán es un verdadero paraíso, ya que no solo podrás admirar en sus murales un poco de la historia de su pueblo, sino que al mismo tiempo descubrirás la magia de la selva, el misticismo que se siente de convivir tan de cerca con los restos de una civilización tan inteligente y poderosa y una selva que susurra entre vientos los secretos de un pasado guerrero.

También podría interesarte…

Pueblos en Chiapas que tienes que visitar

Reserva de la Biosfera Montes Azules: un paraíso natural en Chiapas

3 Cascadas en Palenque en las que te tienes que sumergir

Entonces, ¿para cuándo nos lanzamos a Yaxchilán?

Casi licenciada en Letras Clásicas, amante del café, la literatura, la escritura y la música. Distraída. Futbolista de domingos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *